Búsqueda
Generic filters
Sistemas de cama elevable para hoteles

Cada día, en nuestros hogares, hacemos la cama, sin sistemas de cama elevable para hoteles; de manera tradicional y normal. Una cama tradicional y sencilla, con una altura inferior a nuestros brazos. Nos agachamos y no ocurre nada. Repetimos el mismo proceso en el resto de camas del domicilio.

Pero si cada jornada hiciéramos una media de 40 a 60 camas, durante más de 8 horas, estamos seguros de que nuestra espalda y nuestro bienestar se resentiría mucho.

Así, apoyando a las agrupaciones de camareras de pisos, también llamadas kellys, los diferentes gobiernos autonómicos están impulsando leyes de turismo. En ellas destacan la instalación de camas elevables o sistemas de elevación de camas, como medida de prevención de riesgos laborales.

sistema de elevación de camas

Es una medida que siempre ha sido aconsejable. Que cada una de las camas de un hotel tenga un sistema para elevarla, ayuda a que el empleado puede hacer y limpiar esa habitación de manera adecuada, sin problemas físicos posteriores. Pero es ahora cuando va a comenzar a hacerse de manera obligatoria, consiguiendo reducir progresivamente las bajas laborales y mejorando las condiciones de trabajo de los empleados. Así, en prevención de riesgos laborales, se consigue mejorar las condiciones.

 

Sistemas de cama elevable para hoteles

Dada la situación, se han creado diferentes soluciones para la elevación de camas, de manera que se cumpla con las normativas exigidas y que no provoquen un gran desembolso económico para la empresa. Realizadas a medida, cada una tiene su propio sistema y sus ventajas y desventajas, por lo que vamos a conocerlos un poco más.

 

Sistema elevable de cama, oculto

El primero de ellos es un sistema oculto, sin somier, enfocado a las camas que ya tiene el hotel instaladas. Se sitúa en la parte inferior de la cama, con un pedal en la parte del piecero que, tras accionarlo, se levanta toda la cama y colchón. Se elabora uno a uno, de manera artesanal y puede ser una gran solución frente a esta medida que todos los hoteles deben adoptar a medio plazo. Este sistema queda totalmente oculto y discreto bajo la cama. Se consigue cumplir las funcionalidades que se necesitan sin que el usuario llegue a ser consciente de ello. La estética de la habitación se mantiene, prevalece y no se ve alterada por la aplicación de esta medida.

Somier elevable o base tapizada, visible

El segundo sistema es un somier elevable, con una base tapizada, donde el pedal queda más alto, pero es más asequible. Sin embargo, este sistema es visible, por lo que pierde belleza estética. Dispone de pistones hidráulicos para subir el somier o base tapizada, sin problemas de peso. Con este sistema también se pueden aprovechar algunas de las camas de los usuarios, así como el somier en el proceso de la elaboración.

 

Ambas opciones solventan la situación creada, mejorando las condiciones de las camareras de pisos, pero se diferencian en la visibilidad del mismo y en la aplicación de camas nuevas o ya en uso. Es por ello que, en función de la situación de cada establecimiento, será adecuado aplicar un sistema concreto.

 

¿Por qué elegir un sistema y no otro?

El motivo para elegir uno u otro sistema se basará en el entorno del establecimiento: tanto el número de instalaciones a aplicar, la imagen que queramos transmitir (mostrando el sistema o no) y las camas que ya tengamos instaladas previamente.

 

Si las camas que ya tenemos instaladas previamente se forman de un canapé, es más adecuado utilizar el sistema de elevación de camas, mientras que si se basan de un somier, puede aplicar el sistema de elevación de somier, decidiendo posteriormente si utilizar el somier existente o reemplazándolo por otro nuevo.

 

Los dos sistemas de elevación de camas varían en el precio, ya que el método no visible tiene un precio superior al método visible, pero dado que ambos cumplen con la misma función, dependerá del tipo de cama a elevar y del número total de instalaciones a realizar.

 

Desde Factoría Central ofrecemos ambas alternativas, diferentes una de otra, dos buenos sistemas de cama elevable para hoteles. Ambas conseguirán cumplir la normativa que elige la futura legislación que mejora la calidad de vida de los empleados del hotel. Con empleados contentos, tendremos un espíritu positivo en nuestro establecimiento, además de evitar grandes sanciones económicas de las temidas inspecciones.

 

Déjate asesorar por nuestro equipo de diseño, disponible para ti y los tuyos, logrando un espacio que te enamorará.

Estamos para ti.

 

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda